Laydown

Comidas para estudiantes viven solos

Lo peor de ser un estudiante que se va a vivir solo no es la soledad o el estrés de los exámenes, sino la hora de la comida.

Los habituales platos con latas de atún comienzan a aburrir, las cenas congeladas se vuelven francamente deprimentes, y siempre que cocinas tienes la misma cena cinco noches seguidas.

Comidas para estudiantes viven solos

Claro, siempre está la comida para llevar, pero a la larga no es la mejor opción para tu bolsillo o tu salud. Cocinar para uno solo puede ser un poco difícil.

Y es por eso que hemos reunido una lista de las mejores comidas para estudiantes que viven solos, fáciles, rápidas y saludables.

Sabemos que el miedo a las sobras, o a hacer los cálculos para modificar las recetas a una sola porción puede llevar a cualquiera a dejar de cocinar y comer mal.

Pero cocinar estas recetas saludables, no sólo puede proporcionarte el tiempo a solas que tanto necesitas, sino que también es mucho más rápido que cocinar para una multitud.

Átate el delantal, porque estas comidas sabrosas y saludables individuales te inspirarán a entrar en la cocina y ponerte manos a la obra.

Tortilla francesa de setas y hierbas

¿Quién dice que las tortillas tienen que ser complicadas? Esta receta de aspecto elegante sólo requiere huevos, setas, crema fresca y algunas de tus hierbas favoritas. Fáciles de añadir, las hierbas marcan la diferencia en el sabor.

Ingredientes

  • 1 huevo grande, batido hasta que esté suave con una cucharada de agua
  • 1 cucharada de crema fresca o crema agria
  • 1 cucharadita de finas hierbas frescas picadas: estragón, perejil, cebollino, albahaca
  • 45 gr de rebozuelos frescos (o cualquier otro tipo de setas)
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de mantequilla sin sal

Indicaciones

Limpia las setas. Bate los huevos, las hierbas frescas picadas y la crema agria o la crema fresca.

Caliente el aceite en una sartén pequeña, y cuando esté caliente y empiece a humear, añade a la sartén los rebozuelos escurridos y completamente secos, cocinándolos en el aceite hasta que estén ligeramente caramelizados y dorados, unos 2-3 minutos.

Sazona los rebozuelos al gusto con sal y pimienta, añade la mantequilla y deja que se derrita. Añade la mezcla de huevo a la sartén, y deja que se cuaje durante 30 segundos, revolviéndolo ocasionalmente para formar cuajadas blandas que sólo deben envolver ligeramente los rebozuelos, manteniéndolos visibles y no escondidos bajo el huevo.

Cuando la mezcla de huevos comience a coagularse, apaga el fuego de la sartén y deja que los huevos se cuajen con el calor residual de la sartén. Termina la tortilla sazonándola con un toque de sal fina y sírvelo inmediatamente.

Alitas de pollo estilo asiatico

Planifica con anticipación estas alitas porque cuanto más tiempo permanezcan en el adobo, mejor sabrán. Perfecto para la cena o cuando hay partido.

Ingredientes

  • 10 alitas de pollo
  • 120 ml de salsa de soja
  • 90 gr de miel
  • 1 cucharada de ketchup
  • 1/2 cucharada de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra recién molida

Instrucciones

Enjuaga las alitas de pollo bajo el agua fría y sécalas. Colócalas en una bandeja para hornear grande.

En un recipiente, bate la salsa de soja, la miel, el ketchup, el ajo y la pimienta; luego vierte la mezcla sobre el pollo, cubriéndolo bien. Cubre el pollo y refrigéralo en el frigorífico durante al menos 6 horas (hasta 24 horas), dándole vuelta al pollo a la mitad.

Escurre la mayor parte del adobo y deséchalo, dejando aproximadamente 1 cm en el fondo de la bandeja para hornear.

Precalienta el horno a 190 grados y hornéalo durante 45 minutos. Escurre el líquido restante del fondo de la bandeja, dale la vuelta al pollo y vuelve a hornearlo por otros 45 minutos, hasta que el pollo esté dorado.

Tortitas de yogur griego y avena

Las tortitas pueden parecer un desayuno para cocinar para toda la familia, pero con las proporciones correctas, pueden convertirse fácilmente en una comida para uno. Esta pila de tortitas esconde una tonelada de ingredientes saludables: El yogur griego, las claras de huevo y la avena toman el lugar de la harina y el azúcar.

Ingredientes

  • 60 gr de yogur griego natural
  • 40 gr de copos de avena
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 2 claras de huevo grandes ó 1 huevo grande
  • 1-2 cucharadas (15-30 ml) de leche de almendras sin azúcar
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Indicaciones

Precalienta una sartén a fuego medio y engrásala con aceite. Agrega todos los ingredientes de las tortitas en el vaso de la batidora en el orden indicado, y mézclalo hasta que la avena esté completamente desmenuzada y la masa esté suave y espumosa.

Deja reposar la masa durante unos minutos para que pueda espesarse. Cuando la sartén esté bien caliente, vierte la masa directamente de la batidora en la sartén, hasta que alcance el tamaño deseado de las tortitas.

Cocina las tortitas hasta que los bordes se hayan secado y empiecen a formarse burbujas en la parte superior. Usando una espátula, dale la vuelta y cocínalas por el otro lado otros 1-2 minutos.

Repite el proceso hasta que toda la masa haya desaparecido, asegurándose de engrasar la sartén de nuevo con aceite entre cada lote.

Ensalada caprese con aguacate

Cuando busques una comida ligera y sencilla, esta ensalada fresca es la ganadora. Grasas saludables como el aguacate y el aceite de oliva te llenan, mientras que la miel y el balsámico añaden el equilibrio justo de dulzura a la ensalada.

Ingredientes

  • 2 tazas de rúcula fresca
  • 2-3 tomates, cortados en rodajas
  • ½ Aguacate, deshuesado y cortado en rodajas
  • 3 rebanadas de queso mozzarella fresco
  • Unas hojas de albahaca fresca
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra (prefiero el más afrutado, de sabor más ligero)
  • 1½ cucharaditas de vinagre balsámico
  • Una generosa pizca de azúcar o una cucharada de miel
  • Sal y pimienta negra recién molida

Instrucciones

Monta la rúcula, el tomate, el aguacate y la mozzarella en un recipiente para servir. Cúbrelo con hojas de albahaca troceadas.

Mezcla el aceite de oliva virgen extra en un cuenco pequeño, con el vinagre balsámico, el azúcar o la miel y sazónalo con sal y pimienta negra recién molida al gusto.

Vierte el aliño sobre la ensalada y mézclalo bien para cubrir los ingredientes con el aderezo.

Sandwich mediterráneo

Este sandwich de inspiración mediterránea es perfecto para cuando no te apetece cocinar. El feta no es tan pegajoso como la mozzarella o el queso cheddar, pero es muy rico, y tiene un sabor asombroso combinado con cebollas rojas, el tomate, el kale y las aceitunas negras.

Ingredientes

  • 2 rebanadas de pan de tu elección
  • 2 cucharaditas de mantequilla
  • 2 rebanadas de queso feta
  • 3 aros de cebolla roja
  • 1 rodaja de tomate
  • 1/4 taza de kale, sin tallos
  • 2 cdas. de aceitunas

Instrucciones

Unta ambas rebanadas de pan con mantequilla y calienta una sartén a fuego medio.

Coloca el queso, la cebolla, el tomate, el kale y las aceitunas encima del pan, y luego coloca el otro trozo de pan encima, con la mantequilla hacia arriba.

Cocina el sandwich sobre la sartén hasta que el pan esté ligeramente dorado y luego dale la vuelta con cuidado para que el otro trozo de pan se cocine y el queso se derrita ligeramente.