Laydown

Cómo decorar con la silla Eames

Decorar con una pieza tan emblemática como lo es una silla Eames exige una comprensión del contexto donde se originó y se introdujo por primera vez.

El estilo moderno de mediados del siglo XX se extendió desde mediados de la década de 1940 hasta finales de 1960, aunque ahora está resurgiendo su popularidad.

Cómo decorar con la silla Eames

Solamente comprendiendo los elementos del diseño moderno de mediados del siglo pasado, se puede decorar e incorporar muebles y accesorios nuevos en la estancia que evoquen la época de la silla Eames.

El origen de la silla Eames y sus creadores

La primera silla Eames fue creada en 1946 para la empresa Herman Miller.
Esta silla de madera contrachapada se convirtió en una pieza icónica, no sólo por su diseño y por el uso innovador de un material cotidiano, sino también por las nuevas técnicas de modelado que Ray y Charles Eames desarrollaron.

La revista Time la ha denominado "la silla con el mejor diseño del siglo 20".
El matrimonio Eames continuaron desarrollando nuevas técnicas, con la introducción de las primeras sillas de plástico moldeadas industrialmente.

Otro material utilizado por los Eames es el clásico cuero, seguido por la serie de sillas de aluminio que fabricaron en 1958, que serían originalmente muebles de exterior.
Debido a que cada silla es instantáneamente reconocible como una silla Eames, debe ser el punto focal de la habitación en la que se va a colocar.

Elementos de diseño

La esencia de esa época era la simplicidad, pues venían de una guerra y era necesario crear cosas rápidamente y que funcionasen, los detalles estaban un poco apartados.
Los muebles que deben rodear a la silla Eames deben ser igualmente simples, con líneas rectas y de una forma orgánica, como triangular, ovalada o redondeada, pero a la vez tienen que ser cómodos.

Elige materiales naturales mezclado con materiales más artificiales, como el plástico.
Los suelos de madera natural son un perfecto fondo para la silla Eames.

Colores y Patrones

Aunque actualmente la silla Eames está disponible en una gran variedad de colores, el estilo original de la silla encajará mejor con colores neutros, como cremas, beiges o grises que reflejan el estilo moderno, combinados con estallidos brillantes de color.

Aunque el fondo es mejor que sea liso, en la pared se puede colocar diferentes cuadros u obras con dibujos geométricos, colores vivos y audaces como las obras de Warhol, Lichtenstein, Pollock y Hockney.

Combina sabiamente los colores que quieras, realmente no hay muchas reglas de color que seguir.

Elementos de decoración

Nada refleja mejor el estilo modernos del siglo pasado que las lámparas de araña colgadas del techo y los espejos con forma de rayos de sol colgados de la pared. En cuanto a la iluminación, debe de ser de aspecto industrial y con una intensidad baja.

Incorpora tejidos de texturas gruesas como la lana y la arpillera en la habitación y dale un toque personal con objetos de colores brillantes en plástico o baquelita.