Laydown

Postres con mango

Los mangos son tan dulces y mantecosos que podríamos comerlos todos los días. Si a ti también te encantan los mangos, tienes una buena cantidad de ellos y no sabes que hacer con tantos, te vamos a dar unas cuantas ideas de postres para utilizarlos, para que no te canses de comerlos siempre igual.

Lo mejor de todo es que son postres que no requieren horneado, y que no tienen otros ingredientes que enmascaren el sabor natural del mango.

Postres con mango

En la selección hay recetas para todos los gustos, incluso recetas vegetarianas y otras recetas que pueden ser veganizadas muy fácilmente.

Ahora siéntate, relájate y disfruta de todas estas recetas de mango que seguro te encantarán.

Helado de mango

El helado de mango es un postre súper refrescante y delicioso. Además, esta receta tiene un prominente sabor a mango, pues tiene un montón de puré de mango natural. El resultado es un helado suave y cremoso, perfectamente dulce, y lleno de sabor a mango.

Ingredientes:

  • 2 tazas de puré de mango colado a través de un colador de malla fina para quitar las fibras
  • 150 gr de azúcar
  • 345 gr de nata líquida
  • 115 gr de leche entera
  • 1 cucharada de jugo de limón

Indicaciones:

Mezcla el puré de mango y el azúcar hasta que el azúcar se disuelva y resérvalo en la nevera para que enfríe durante unas horas.

Mezcla la nata, la leche, el jugo de limón, la mezcla de pulpa y azúcar y transfiérelo todo a una heladera. Congélalo según las instrucciones de la heladera.

Mousse de mango

¿Exceso de mangos? La respuesta es una mousse de mango sin huevo con un profundo sabor a mango y adornada con galletas caseras de jengibre.

Ingredientes:

  • 2 y 1/4 taza de pulpa de mango
  • 600 gr de chocolate blanco
  • 1,150 litros de nata líquida para montar, fría
  • 1/8 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de extracto de mango (opcional)
  • 12 galletas de jengibre para decorar

Indicaciones:

En una cazuela calienta 460 ml de nata hasta que llegue a ebullición. Apágalo inmediatamente y añade el chocolate troceado. Con una espátula, remuévelo bien hasta que se derrita completamente el chocolate.

Una vez frío, con una batidora de varillas, bate la nata a velocidad baja hasta que esté cremosa y suave, durante unos 2 minutos. Reserva 1 y 1/2 tazas de pulpa de mango y añade el resto a la mezcla anterior con una pizca de sal.

Monta el resto de la nata durante unos 2 minutos a baja velocidad. Agrega el extracto de mango y aumenta la velocidad de la batidora para continuar batiéndolo otros 2-3 minutos hasta que forme picos suaves.

Reserva 1 taza de esta nata montada en el frigorífico.

Usando una espátula de silicona, mezcla 1/3 de la nata montada con la mezcla de chocolate y mango para ablandarla. Agrega el resto de la nata montada y pliégala suavemente para obtener una crema esponjosa.

Transfiere la mousse a una manga pastelera con punta redonda. Sirve 4 cucharadas de la pulpa de mango reservada en cada vaso y vierte encima la mousse de mango. Refrigéralo por lo menos 3 horas.

A la hora de servir, cobre cada vaso con una porción de la nata montada reservada. Adórnalo con 2 galletas de jengibre por vaso.

Sorbete de mango

Hay algo en el sorbete de mango, o cualquier sorbete realmente, que creo que es perfecto después de una comida.

Ingredientes:

  • 2 mangos maduros (aproximadamente 255 gr pelados y picados)
  • 65 gr de azúcar
  • 80 ml de agua
  • 2 cucharaditas de jugo de limón recién exprimido
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de tequila

Indicaciones:

Agrega el mango picado, el azúcar, el agua, el jugo de limón, la sal y el tequila al bol de un procesador de alimentos o picadora, y tritúralo hasta que esté suave.

Agrega la mezcla al bol (previamente congelado) de la heladera, y deja que se haga 20-25 minutos, o hasta que tenga la consistencia de un helado suave.

Transfiérelo a un recipiente de almacenamiento, congélalo hasta que esté firme y sírvelo.

Cheesecake de mango

Una tarta de queso en capas con galletas crujientes, un suave puré de mango y una cremosa mezcla de nata montada y queso cremoso.

Ingredientes:

  • 2 mangos maduros, pelados y deshuesados
  • 115 ml de nata líquida para montar
  • 225 gr de queso cremoso a temperatura ambiente
  • 65 gr de azúcar glas
  • 1 paquete de galletas graham, trituradas en migas

Indicaciones:

Tritura la carne del mango en un procesador de alimentos o picadora hasta que esté suave.

Monta la nata hasta obtener una consistencia suave. Incorpora el azúcar glas y el queso cremoso y continua batiéndolo hasta tener una mezcla homogénea.

Tritura las galletas y repártelas uniformemente en el fondo de cuatro vasos. Pon encima una capa fina de puré de mango y otra de la mezcla de queso cremoso y nata en cada vaso. Continua con las capas hasta llenar el vaso. Consérvalo en frío hasta que lo vayas a servir.

Pudding de mango

Ricos, cremosos y no tan dulces, los puddings son fáciles de preparar y cuando se combinan con mango, lo hacen aún más tentador.

Ingredientes:

  • 1 litro de leche entera
  • ¼ taza de arroz basmati
  • Azúcar al gusto
  • 1 cucharadita de cardamomo en polvo
  • 4 mangos maduros, en puré
  • 240 ml de leche de coco entera

Indicaciones:

En una cazuela profunda, lleva la leche a ebullición. Baja el fuego y añade el arroz limpio y aclarado. Remuévelo y deja que cueza a fuego medio-bajo. Remuévelo ocasionalmente para que no se pegue. Déjalo cocer así unos 30-45 minutos hasta que se reduzca a la mitad.

Añade el azúcar y el cardamomo en polvo y remuévelo bien durante un minuto para que todo se mezcle. Retíralo del fuego y enfríalo. Coloca una capa en un tarro o vaso hasta la mitad.

Tritura los trozos de mango y la leche de coco y bátelo hasta que estén suaves. Coloca una capa de este puré sobre el arroz con leche y deja que enfríe unas horas antes de servirlo.