Laydown

Desatrancador de desagües casero

Parece que siempre en los peores momentos aparece un atasco en el desagüe del baño o de la cocina. Empiezan a formarse charcos que al principio son pequeños pero que, al abrir el grifo, empiezan a hacerse más y más grandes.

Al mismo tiempo, este problema se junta con malos olores desagradables procedentes de las tuberías.

Desatrancador de desagües casero

En un primer momento nuestra tendencia es a solucionarlo por nuestros propios medios.

Miramos a ver si nos queda algún limpiador fuerte a base de lejía, o si tenemos todavía aquel desatascado líquido que usamos la última vez.
Pero lo cierto es que estos productos tóxicos pueden dañar más aun las tuberías, y también nuestros pulmones.

Si las medidas preventivas que tomamos no han logrado evitar un atasco, hay un método totalmente natural, no tóxico, que podemos usar.

Para crear nuestra mezcla necesitaremos:

  • 2 tazas de bicarbonato de sodio
  • 4 tazas de agua hirviendo
  • 1 taza de vinagre

La elaboración del limpiador casero es muy sencilla y su uso también:

En primer lugar retiramos todo el agua acumulada en el fregadero (ya se que es un poco asqueroso pero hay que hacerlo).

Añadimos 1 taza de bicarbonato directamente por el agujero del desagüe. A continuación, vertemos 2 tazas de agua hirviendo por el desagüe.
El bicarbonato de sodio mezclado con agua hirviendo disuelve el lodo y la suciedad en la tubería, incluso aunque nosotros no lo veamos está actuando. Esperamos unos minutos.

Ahora, añadimos la otra taza de bicarbonato y a continuación el vinagre. Tapamos inmediatamente el desagüe con su tapón.
Si es un fregadero doble, tapa los dos desagües.
Oirás chisporrotear la mezcla y verás burbujas y que se empieza a formar espuma que se sale por arriba.
Cuando las burbujas se hayan disuelto, añadimos el agua hirviendo restante por el desagüe.
Repita este proceso si es necesario.

Este método puede usarse como un tratamiento mensual para ayudar a prevenir obstrucciones futuras.
Si el desagüe permanece obstruido después de usar este limpiador casero, puede que tenga que llamar a una empresa de desatrancos o fontanería.

El bicarbonato de sodio y el vinagre ablanda el material de obturación, pero a lo mejor no es lo suficientemente fuerte para deshacerlo.
¿Como funciona este limpiador?

El bicarbonato de sodio es una base y cuando se combina con el vinagre, un ácido, reacciona para formar dióxido de carbono y acetato de sodio (esto también funciona como una combinación mágica para veganos en los pasteles horneados).
En los desagües, trabaja creando una reacción que produce burbujas en las entrañas del drenaje. En vez de salir por arriba, la reacción se produce para abajo, enviando hacia abajo la mugre.

El bicarbonato de sodio y vinagre son ingredientes comunes, no tóxicos, que no suponen un peligro para la salud cuando se usan correctamente.
Los limpiadores de tuberías son los productos de limpieza más peligrosos que los consumidores pueden adquirir. Sus ingredientes activos son una combinación de cloro, sosa y potasa cáustica.
En la etiqueta incluso lo pone con el símbolo del veneno.
Pero hay una manera más segura y más respetuosa con el medio ambiente para limpiar los desagües del baño o de la cocina.

Y claro, como último recurso siempre está llamar al fontanero, ¡que para eso están!