Laydown

Ideas para un mueble bar

Hace algunos años, en cada casa se veía un mueble bar situado en el comedor en donde estaban expuestas las botellas de licores y los vasos. Incluso los más privilegiados tenían una pequeña barra, cómo si estuvieses en un bar profesional.

Después de un largo día, podías llegar a casa y prepararte un cóctel para relajarte. Y cuando venían los amigos a casa, todos se reunían en torno al mueble bar para charlar y pasar un buen rato.

Ideas para un mueble bar

Esa costumbre de tener un mueble bar en el salón se ha perdido, quizás por el problema de la falta de espacio que tienen la mayoría de los pisos y casas recientes.

Pero lo cierto es que, independientemente del espacio que tengas, bien sea en el comedor o en el salón, puedes hacerte un pequeño espacio dedicado al mueble bar.

Si te gusta relajarte con una bebida después del trabajo, pero no siempre puedes ir a un bar o te resultan prohibitivos los precios por cada copa, puedes hacer tu propio minibar en casa.

Hay un montón de opciones disponibles para comprar ya hecho, pero si eres un poco manitas, puedes hacer tu mismo un mueble bar y darle tu estilo personal. Puedes hacer un minibar desde cero o utilizar piezas que no utilices, vintage o otros muebles para adaptarlos.

Da igual la forma que elijas para hacerlo, el hecho de que construyas tu mismo un mueble que vas a poder personalizar y adaptar a tu espacio y tus gustos, te reportará mucha satisfacción de un trabajo bien hecho.

En tu mueble bar podrás exhibir tu colección de licores, o simplemente proporcionar un lugar de encuentro para los amigos. Tómate una copa y saborea todas las opciones que hay disponibles.

Puedes rescatar tu viejo secreter, cortarle las patas y colgarlo en la pared. Al abrirlo, la puerta atada con unas cadenas, puede convertirse en una mesa improvisada.

Puedes cortar una consola de madera al medio y atornillarla a la pared. Su diseño abierto dejará mucho espacio para el almacenamiento y dejará sitio para colgar las copas debajo del estante superior. Una capa de pintura en un color llamativo lo transformará en un mueble alegre, luminoso y acogedor.

Las televisiones viejas ya no funcionan, pero todavía pueden ser creativas y funcionales. Los televisores grandes se pueden destripar para dejar espacio y re equiparse con estantes y luces para ofrecer un espacio encantador.

¿Por qué no añadir un minibar a tu jardín o patio? Hacerlo es una gran manera de pasar un rato más divertido al aire libre. El exterior es un buen lugar para tomarse una copa o dos. O incluso para celebrar una fiesta el fin de semana.

Tener un mueble bar privado al aire libre es más fácil de lo que crees, ya que hay muchas ideas para conseguirlo. Puedes comprar uno hecho, o hacerlo tu mismo desde cero.

A diferencia de esos lujosos bares, hacerlo tu mismo puede resultar tan simple como poner una mesa decorada adecuadamente. Además de la mesa bien decorada, el bar formado por barricas de vino, puertas viejas o alacenas viejas, podrá ser una obra maestra.